26/9/14

Expiación - Ian McEwan

La primera parte del libro me cautivó: es increíble como McEwan va transformando sutilmente la cotidianidad de los Tallis en el suceso que cambiaría su familia para siempre. Y aunque narra sólo un día de su vida, logra describir minuciosamente cada uno de los personajes y nos da una visión realmente completa de su pasado y de su evolución. Además me parece inevitable, al final de este capítulo, no tener sentimientos encontrados hacia cada uno de los personajes.
En cuanto a la segunda parte, se me hizo pesada. Algunos pasajes son muy interesantes e intensos, y es un capítulo fundamental dentro de la historia, pero creo que le falta dinamísmo y se hace demasiado largo.
En la tercera parte vuelve la chispa, y, al menos en mi caso, se clarifican e intensifican esas primeras opiniones hacia los personajes. Pero al final de ésta me quedó un pequeño poso de oscuridad, un sentimiento de no perdón y de que no hay redención posible.
El último capítulo es la guinda del pastel. Cierra el círculo de forma perfecta, pero la narración es sí es, para mí, la más floja.
En resumen: una lectura muy recomendable, de esas que te cuesta dejar aún cuando sabes que te pasará factura cuando suene el despertador al día siguiente.


Expiación, Ian McEwan, Anagrama (2002)                      

4 comentarios:

  1. ¡Por fin lo has leído! Es una maravilla este libro, yo no fui capaz de sacarle cosas malas.
    Por cierto, las fotos son geniales. Los ojos de tu (supongo que es tuyo) gato son monísimos ^^
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que seguramente repita con McEwan porque me ha encantado como escribe.
      Y esa bola de pelo se llama Cúrcuma, y sí, es toda mía ;)

      Eliminar
  2. Reconozco que no es mi libro favorito del autor, pero me gustó. aunque si me dan a elegir me quedo con Solar.
    La historia está muy bien trabajada, la ambientación, los personajes...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo pongo en la lista de pendientes ;)

      Eliminar