31/12/14

En resumen: 2014

Yo no quería, pero es que lo hace todo el mundo. ¿Y si todo el mundo se tira por un puente, tú también? Pues depende, ¿a qué altura está? ;P

2014 empezó tambaleándose: me costó bastante pasar página y adaptarme (como ya conté por aquí hasta la saciedad, soy así de pesada). El caso es que yo creía que volvía a una vida vieja y gastada con la que ya no encajaba, pero resultó que no era así, que la evolución natural de las cosas me devolvió a un entorno diferente y sólo tuve que dar tiempo al tiempo para encontrame.
También es el año en que empecé a trabajar de "lo mío", suceso totalmente inesperado y sorprendente, a la vez que feliz. Ahora digo orgullosa que soy trabajadora social, y todavía hay veces que me cuesta creerlo. Pero no todo el monte es orégano, porque aunque me gusta mi trabajo y estoy aprendiendo mucho, sigo odiando ir a trabajar, especialmente porque odio a mis jefes.
En 2014 no cumplí ningún tipo de propósito deportivo, quería volver a correr 10 km pero no lo conseguí y me quedé en 8 km. No me importa especialmente, simplemente quería volver a correr y lo conseguí durante la mayor parte del año, aunque este mes me han flaqueado las fuerzas porque cuando salgo de trabajar ya es de noche y hace mucho frío. Pero bueno, retomé el gimnasio con bastante regularidad, que ya es mucho.
Además, en octubre empecé a hacer yoga, y me encanta. No sé como explicar bien todo lo que me aporta, simplemente decir que es un desafío físico y mental, y que al terminar cada clase tengo una sensación de bienestar que poco a poco se está transfiriendo a algunos ámbitos de mi vida. Desde hace poco he empezado también ha hacer algunas cosas sencillas en casa, pero ya me paso las horas viendo vídeos en youtube y fotos en pinterest... De hecho, estoy tan metida que el otro día hice una "máster-class" de yoga aéreo, y  ya estoy mirando una de "hot-yoga".
Este año he viajado poco, pero bien. He reccorrido prácticamente todas las capitales de provincia de Castilla y León casí sin proponérmelo: empezó el año en Segovia, que no conocía y me gustó, luego volví a León, mi León querido del alma; estuve también en Ávila, Salamanca, Valladolid y Zamora; todas ellas perfectas para un fin de semana cultural y gastronómico. Además visité Cáceres, que me sorprendió muchísimo, y Santander. Puede volver a L'Urbe durante una semana y disfrutar de todo lo que me gusta de ella, y de las personas que me gustan de ella. El gran viaje fue a Portugal, bastante tortuoso, pero mereció la pena.

Por desgracia, en 2014 también perdí algunos seres queridos. Esto me hizo pensar en todas las personas que ya no están cerca, y sentir miedo por aquéllas que podrían irse. Es duro, pero es la vida.
En cuanto a celebraciones, por suerte, muchas fiestas de cumpleaños de amigos y familiares que fueron muy divertidas; y sólo una comunión y un boda, de la que me fui antes de tiempo con un dedo ensangrentado por un pisotón mientras bailaba (para la próxima, nada de sandalias, botas militares). Además, festejamos nuestro quinto aniversario sin saberlo con una sesión de spa, se nos había olvidado a ambos que era 'ese día' y simplemente coincidió que era el último día para poder usar unos bonos que nos habían regalado. Nos dimos cuenta a la salida, así que nos fuimos a comer por ahí.

2014 ha sido el año menos lector de toda mi vida, con diferencia. Me avergüenza decirlo pero sólo he leído 16 libros. Además llevo todo el año leyendo El nombre de la Rosa, y no se acaba nunca... Hice un parón de unos 4 o 5 meses con él, pero aún así me está costando un triunfo. La verdad es que me está gustando mucho, pero es de esas ediciones con la letra minúscula y por eso  me entra sueño cada vez que me pongo con él; y además está escrito en un italiano bastante culto que me resulta complicado de entender a veces, sobre todo en lo referentes a las discusiones teológicas.
Mis tres lecturas favoritas han sido: Rebelión en la granja, Orgullo y prejuicio y El dios de las pequeñas cosas. Mención especial para la primera parte de Expiación que me dejó sin aliento.

En cuanto a las películas, no ha estado mal. He ido bastante al cine y he vuelto a ver cine en casa. Casi todo lo que he visto me ha gustado mucho, en este caso no puedo hacer un top 3, y va a ser unn top 5: El gran hotel Budapest, Alabama Monroe, Searching for Sugarman, La isla mínima y Magical Girl.
Finalmente, series. También ha sido un buen año, aunque he bajado el ritmo respecto a los anteriores, consecuencias de tener menos tiempo libre. Las mejores: Juego de tronos, True Detective, House of cards, My mad fat diary y, por supuesto, The good wife.

Buena salida y entra de año, feliz 2015.


28/12/14

El dios de las pequeñas cosas - Arundhati Roy

He tardado mucho en leer este libro, tal vez demasiado. Diciembre es un mes duro en el curro, por lo de cerrar todo el año, lo cual me ha supuesto algunas horas extra; así que estaba muy cansada y no tenía ganas de nada cuando volvía a casa. Esto ha hecho que no disfrute plenamente de la lectura, porque este libro se merece que te metas a fondo en la historia, y yo perdía el hilo leyendo un día sí y tres no.
Además, cada vez que me ponía con él, releía algunas páginas dos y tres veces; y no porque sea difícil de leer, sino todo lo contrarío. Está tan bien contado que merecía la pena deternerse en algunos fragmentos, saborearlos lentamente.


El dios de las pequeñas cosas es la historia de una familia india, y a la vez la historia individual de cada uno de sus miembros. Es la historia de una tragedia, y de muchos dramas. Pero es también una historia delicada y sensible, llena de belleza y de emociones. 
Como señalaba antes, está escrita con un lirísmo fantástico, no de ese empalagoso que te empacha, sino uno sutil, que te envuelve en las palabras. Además, la narración da saltos en el tiempo constantemente, relacionando pasado, presente y futuro, porque al final se trata de una historia de vida y de las consecuencias de los actos que se llevan a cabo. Y también van cambiando los narradores, así que lo acontecimientos se descubren cada vez desde un nuevo punto de vista.


Me ha gustado muchísimo, y, de hecho, ya la tengo apuntada en la lista de relecturas.


"Una fría mariposa con un pelambre dorsal de una densidad inusual se posó ligera sobre el corazón de Rahel. En los puntos en que la tocaron sus patitas heladas se le puso la carne de gallina. Seis puntos con carne de gallina en su corazón que ofendía."

25/12/14

Aquel verano - Jillian Tamaki y Mariko Tamaki

 

El truco para pasar la resaca navideña, especialmente si tu familia es numerosa y ruidosa, es retirarse discretamente después de comer para echar una pequeña siesta compuesta de un sueño reparador y buen libro. Eso sí, una vez recuperadas las fuerzas, recomiendo volver a la mesa e intentar disfrutarlo, porque momentos como éste tienen lugar sólo un par de veces al año.


En Aquel verano Rose y Windy se recuentran un año más en un pequeño pueblo costero donde pasan todas sus vacaciones desde que tienen recuerdo. Pero esta vez es diferente, porque están en esa edad en que han empezado a dejar de ser niñas: tienen ganas de hacer cosas 'nuevas' y 'diferentes', tienen 'opinión personal' y, sobre todo, tienen 'curiosidad' por el mundo adulto. Todo esto se entremezcla con una serie de sucesos que ponen a prueba su capacidad de comprensión e interpretación de lo que pasa a su alrededor.
 
Me ha gustado mucho este libro: la historia tiene una trama muy sencilla, pero al mismo tiempo es tan delicada y sensible que transmite mucha complejidad (toda la que sienten las niñas). Las ilustraciones son fantásticas, llenas de emociones,  y no les hace falta color para transmitirlas.


21/12/14

Villancicos

Qué curioso, hasta ayer pensaba que todo el mundo conocía el villancico del Burrito sabanero, pero resulta que no. Es de esas cosas que una no va comentando por ahí, porque se puede preguntar si se ha oído el nuevo disco de tal grupo o incluso si  se conoce tal canción de tal cantante del pasado; pero es un poco raro decir: "¿Has oído la del Burrito sabanero?, ¿a qué es un villancico guay?". Y es que yo creía que era como El tamborilero, o Campana sobre campana; que estaban en el cancionero popular de todas las familias; pero parace ser que no. Así que, desde este humilde espacio, rompo una lanza a favor del Burrito sabanero por ser el villancico más molón, y si no, fijarse:


Ya que estamos metidos en barrena, no puedo dejar pasar la ocasión de poner este otro , para el mí el segundo 'más mejor' porque un grupo que se llama Wham!, así con exclamación, se merece un monumento, y ese vídeo lleno de felicidad, de espumillón, de pelos cardados, de miradas seductoras y de George Michael, se merece otro:


Y como no hay dos sin tres, este último no podía faltar:


15/12/14

Wishlist Fnac 2015

"La esperanza es lo último que se pierde", así que ahí va otra wishlist para el concurso de la Fnac, a ver si este año tengo más suerte. Esta vez el premio no es tan jugoso, pero es que va a haber más de uno; y por lo que he leído en las bases no hay que hacer una lista de deseos por un importe en concreto, así que la voy a hacer cortita (pinchar en las imágenes para ir a la página del producto en la Fnac):

http://www.fnac.es/Energy-Sistem-1408-MP3-8GB-FM-White-Lector-mp3-Reproductor-MP3/a927548http://www.fnac.es/mp1885806/Aspirador-robot-LG-VR5942L-aspiradora-robotizada


http://cine.fnac.es/a839096/Pack-Doctor-en-Alaska-Serie-completa-Exclusiva-Fnac-Edicion-Porta-CD-s-sin-especificarhttp://cine.fnac.es/a400497/Pack-Los-Soprano-Coleccion-completa-Exclusiva-Fnac-sin-especificar

http://libros.fnac.es/a886974/Benjamin-Lacombe-Nuestra-senora-de-Paris-1http://libros.fnac.es/a915005/Victor-Hugo-Nuestra-Senora-de-Paris-2

Y si alguien no tiene las ideas claras, pues aquí va el inspirador de regalos:

9/12/14

The Knick


Como véis estos días de fiesta estoy aprovechando para terminar lo que tenía a medias, el otro día fue Broadchurch y hoy le toca a The Knick. Y ahora que ya no tengo nada entre manos, he empezado a disfrutar la sexta temporada de The Good Wife <3.

A lo que vamos: The Knick, una serie increíble. Tiene tantas cosas positivas que no sé por donde empezar...  Y es que es una mezcla perfecta de personajes, trama social y ciencia, magnificamente encuadradas en una fotografía y música alucinantes.
Bueno, primero y principal: los personajes. No es sólo el doctor Thackery, con ese punto de genio que ha perdido la cabeza, es  la hermana Harriet, el conductor de ambulancias Cleary, la enfermera Elkins... Todos personajes llenos de matices, de contrastes, de credibilidad. Destaco la figura de Cornelia Robertson, que aunque es la que más claramente representa un cliché, me gusta que se de visibilidad al germén del sufragismo, del progresismo social y, perdonad la deformación profesional, del trabajo social.
Segundo aspecto que enamora: Ciencia. He leído por ahí que las escenas son crudas, que, a veces, más que cirujía, parece una carnicería; y no voy a negar que en ocasiones el estómago se puede revolver, pero precisamente eso es la medicina de principios del s. XX. Como bien dice el cartel: "la medicina moderna tiene que empezar en algún sitio". Y a mí personalmente me parece muy interesante.
En cuanto a la representación de la sociedad neoyorkina creo que también es impecable: racismo extremo, segregación por etnia cultural, corrupción, alcoholismo, violencia, epidemias... Evidentemente es díficil de digerir, pero es lo que hay (había). Por suerte, no se olvidan de dejar constancia de los los pequeños aspectos que fueron llevando hacia el progreso: mecenazgo, beneficencia, salud pública...
Y para finalizar, como bien he dicho antes: fotogradía y música, los dos factores que te llevan a la inmersión profunda en la trama, que la acompañan y la envuelven y que crean el escenario perfecto para la historia.

¿Alguien necesita más razones?

6/12/14

Broadchurch


Acabo de terminar de ver Broadchurch, y me ha dejado muy buen sabor de boca. La verdad es que soy bastante perezosa a la hora de ponerme con este género (el policiaco), especialmente con los libros, pero también con series y películas; y no sé muy bien porqué ya que al final me suelen gustar bastante. 
La trama empieza cuando encuentran a un niño muerto en la playa, y se desarrolla a lo largo de una confusa investigación policial en medio de un pequeño pueblo donde todos parecen culpables porque todos esconden algo. Así que se entremezclan con el crimen conceptos como que nunca se conoce lo suficiente a los vecinos/amigos,  que la gente está más insatisfecha con su vida de lo que parece, que siempre hay un secreto que  no se quiere revelar. Y aunque estos son temas que pueden ser recurrentes en este tipo de historias, están muy bien tratados; y todo lo que ves y oyes (escenarios, personajes, conversaciones, motivaciones) son perfectamente coherentes y creíbles.
Seguramente lo más difícil de asimilar es la naturaleza del asesino, y lo que le llevó a hacerlo. Y no me preguntéis cómo, pero llevaba sospechando de ese personaje casí desde el principio, personaje que, por cierto, no me caía especialmente mal. Aunque a mi parecer, la más sublime es la sargento Ellie; eso sí, seguida de cerca por el inspecto Alec, con ese carácter atormentado a lo Rust de True Detective. Evidentemente son ellos dos los que llevan el peso de la trama, pero están rodeados de personajes muy buenos, como Beth, la madre destrozada; el reverendo Paul, que busca su sitio sin encontrarlo; o Karen, la periodista que no se sabe qué es lo que quiere.


Mención especial a la banda sonora, compuesta por Ólarfur Arnalds. En cuanto oí el tema principal me recordó a su música, perfecta para una tarde lluviosa en el sofá con un buen libro y una taza de café caliente; pero sólo apta para momento de estabilidad emocional si no se quieren tener ideas tendentes al suicidio...

1/12/14

Lo que compré en el Black Friday

Habrá quien use el Black Friday para renovar su armario, o para comprar los últimos 'gadgets'; y luego estamos quienes nos lo pasamos en la librería y llevamos hasta la lista de la compra... Pero esta vez me he contenido bastante, primero porque he bajado mucho mi ritmo lector y podría decir que compro más de lo que leo. Segundo, porque los descuentos son sólo del 5 %, que es el límite permitido por la ley, así que tampoco me da la locura como otras veces.

  1. Kick-Ass de Mark Millar y Jonh Romita, editado por Panini Comics: Vi la película de casualidad y me encantó, así que ya es hora de ponerme con él.
  2. Aquel verano de Jillian Tamaki y Mariko Tamaki, editado por La Cúpula: Sólo puedo decir que cuando vi esta novela gráfica me enamoré de las ilustraciones, y cuando leí la contraportada, la sinopsis terminó de convencerme.A ver qué tal se da...
  3. Un monstruo viene a verme de Patrick Ness, editado por Debolsillo: Sobran las palabras, seguramente sea lo próximo que lea.
  4. El lado frío de la almohada de Belén Gopegui, editado por Debolsillo: Me gustó bastante Deseo de ser punk, y vi esté libro casi solito en una estantería, y con ese título tan fantástico, y no me pude resistir.
También compré esa lámpara maravillosa que me rondaba la cabeza desde hace muchos meses. ¿Qué os parece?

25/11/14

Limpiar los cristales

A la hora del desayuno, ella miró por la ventana y comprobó con agrado que tenían nuevos vecinos en la casa de enfrente: una mujer estaba colgando una sábanas. "Vaya", pensó, "están sucias. Si la conociese, le enseñaría a lavarlas".
Días después, mientras desayunaba, volvió a ver a la nueva vecina tendiendo sábanas sucias. "Mira", le dijo a su marido, "si tuviese confianza con ella, le enseñaría a lavarlas".
La escena se repitió algunas veces más hasta que, un día, al mirar por la ventana, ella descubrió que las sábanas que colgaba su vecina estaban limpias. "Las sábanas están limpias", dijo a su marido, "igual la otra vecina le ha enseñado a lavarlas". "No", contestó éste, "esta mañana me he lavantado un poco más temprano y he limpiado los cristales".
Es muy fácil hablar de los demás, pero antes de hacerlo, recuerda limpiar bien tus ventanas.

Esta historia me la han contado y, por desgracia, no sé a quien pertenece.


22/11/14

Frances Ha


Otra película que me ha dejado a medias, seguramente porque esperaba enamorarme irremediablemente de ella, pero no cumplió mis expectativas.
Fraces es una veinteañera que vive en Nueva York, que quiere ser bailarina y que no tiene un duro. Y mientras intenta alcanzar su sueño, a su alrededor todos cambian, y maduran, y pasan página. Todos menos ella, claro. Una premisa interesante, ¿no? Pues resulta que, para mí, no termina de cuajar como está contada la historia; se me hace lenta y, a veces,  noto cierta desconexión entre los sucesos.
A pesar de todo, sí que me dejó poso después de verla y, de hecho, estuve toda la tarde pensado en ella y en la "moraleja" que yo entendí.
Lo mejor sin duda: la fotografía en blanco y negro, y que suena Modern Love de Bowie (¿he comentado que adoro a Bowie?).


¿No es la canción perfecta para activarte un sábado gris y lluvioso? :)

19/11/14

Magdalenas sin remordimientos

No sé si he comentado alguna vez que soy bastante nazi con la comida. Tengo una fijación casi enfermiza por comer lo más natural posible así que no consumo precocinados, ni apenas conservas (a excepción de las que prepara mi madre, que curiosamente son las que más riesgo de botulismo tienen, como cualquier conserva casera, pero como sé exactamente qué llevan y hasta la fecha todas han estado en perfectas condiciones, y lleva haciéndolas toda la vida, pues ahí sigo). En fin, que me lío; aquí va una recetilla muy fácil para hacer magdalenas en casa, y que sean lo más "sanas" posibles; precisamente para "pecar" sin remordimientos.
1. Batir 5 claras de huevo. No hace falta llegar a punto de nieve ni nada de eso, pero de este modo la masa queda un poco más esponjosa.
2. Añadir un huevo entero y azúcar, batir nuevamente la mezcla. Yo le pongo unos 80 gr. de panela, es decir, azúcar de caña sin refinar, ni cristalizar, ni na' (fascismo nutricional). Es poca cantidad, pero a mí me vale.
3. Mezclar en un bol 60 gr. de harina de trigo integral y otros 60 de harina de avena con un sobre de levadura (por desgracia, química, porque la natural no está indicada para este tipo de repostería).
4. Añadir poco a poco la mezcla de harinas a la de huevo mientras se sigue batiendo.
5. Poner también un chorrito de aceite, yo, de oliva virgen extra.
Esto sería la magdalena básica, pero les suelo meter algo más: en las de la foto había semillas de chia, a veces las hago de chocolate, o con frutos secos, o con arándanos... Las posibilidades son amplias.
Cuando hayamos distribuído la masa en las correspondientes cuqui-cápsulas, sólo queda hornearlas. Es importante precalentar el horno y hacerlas a temperatura no muy alta para que se cocinen bien, pero sin resecarse; de lo contrario quedarían duras. No puedo decir a cuantos grados las hago porque mi horno en vez de grados tiene números (sí, números; yo también alucino, y lo que me costó cogerle el punto...).

16/11/14

Loreak


Loreak significa flores en euskera.
Loreak es una película rodada en el País Vasco por dos directores vascos y con actores vascos, pero no hay que engañarse por los tópicos fáciles: no habla de política, ni de nacionalismos; sino de la vida. Cuenta la historia de tres mujeres unidas sin quererlo por un hombre, y por unas flores (flores para Ane / flores para Beñat). Para cada una de ellas, las flores tienen un significado diferente, pero, en cualquier caso, van a ser el motor de un cambio (en sus sentimientos, en sus relaciones, en su pasado y en su futuro).
Loreak es delicada y elegante. La acción transcurre tranquila, se desarrolla poco a poco, pero in crescendo. Y está llena de significados, de símbolismos y de metáforas.
Loreak ha sido rodada integramente en euskera, pero yo tuve la mala suerte de verla doblada, y encima mal doblada (creo que ya os he contado alguna vez lo difícil que es cine en versión original en Nunca Jamás).

12/11/14

La metamorfosis - Franz Kafka


Recuerdo perfectamente cuando leí este libro por primera vez. Estaba en 1º de Bachillerato y tuve la oportunidad de hacer una viaje a MadriZ de tres días para visitar los museos más destacados junto con 3 compañeras de clase y el grupo de Historia del Arte de 2º de Bachillerato. El caso es que, aunque nos alojamos en un hotel, junto con las mencionadas tres compañeras, nos dieron una especie de apartamento situado en el ático, mientras los demás estaban en habitaciones de toda la vida. Y allí, en aquel saloncito tan confortable había una pequeña colección de libros y, entre ellos, La metamorfosis. 
Evidentemente había oído hablar de este relato y, siendo tan corto, me puse con él. Cuando lo terminé tenía una sensación agridulce: la historia en sí me había gustado, porque es original y está bien desarrollada, pero la lectura se me hizo muy pesada, muy lenta; y precisamente por no engarcharme a la manera de contar de Kafka sentí que me había perdido algo.


Este año, por mi cumpleaños, unas amigas me regalaron esta edición ilustrada. Fue entonces cuando rememoré aquella primera lectura y tuve ganas de volver a leerlo. Pero no me sentí verdaderamente "preparada" para ello hasta hace pocas semanas cuando, de pronto, me he encontrado a mí misma hablando de este libro en varias ocasiones; y entonces pensé que ni me acordaba tan bien de él, ni le había dado sentido completo en mi cabeza.
Hoy si puedo afirmar con rotundidad que me gusta mucho este libro. Que dentro de todas las interpretaciones que se han dado a la historia (que son muchas, muy variadas, algunas a las que no habría llegado ni leyéndolo cien veces; y que creo que es lo que le da tanta complejidad), yo he encontrado la mia entre todos los pensamientos y sentimientos que he generado durante su lectura. 
(ATENCIÓN: SPOILERS "A CASCOPORRO" A PARTIR DE AQUÍ)
Al principio no podía parar de preguntarme por qué, ante un cambio como éste, Gregorio no tenía una crisis de ansiedad y un periodo de duelo por su vida perdida. Creo que es porque a mí los cambios me afectan y tardo un tiempito en adaptarme. También me ha llamado la atención esa obligación tan intensa para con la familia, que al final creo que es lo frena la aparición de otros sentimientos más centrados en su persona; y, en contrapunto, el abandono que Gregorio sufre: radical por parte de su padre, y más paulatino en caso de la madre y la hermana, pero que igualmente terminan por considerarlo una carga. Y la puntilla: la liberación que todos sienten tras su muerte. En esta parte, además del drama familiar y del egoísmo del que es capaz el ser humano, sí veo un cierto paralelismo con las situaciones de desigualdad y marginación que sufren muchas personas socialmente simplemente por no adaptarse a la norma.


En cuanto a las ilustraciones, acompañan perfectamente a la historia. Cuando las miro se me remueven en el estómago las mismas sensaciones que cuando leo la historia, una mezcla de pena y asco.

La metamorfosis, Franz Kafka. Ed.:Libros del Zorro Rojo y Bosquil edicions (2004). Ilustraciones de Luis Scafati.

8/11/14

Sueños surrealistas vol. 5

El sueño de hoy tiene su parte de surrealista, pero es más bien premonitorio.
Resulta que me despertaba y empezaba a abrir todos los armarios de casa y, ¡sorpresa! estaban pulcramente ordenado. Y los cerraba y los volvía a abrir, por si acaso era una alucinación, pero, ¡seguían ordenados! Y el que más ilusión me hacía, mucho más que el armario de mi ropa (que cada vez que lo abro se cae algo porque está todo hecho un lío), era el de las consevas, ¡el de las consevas!
En fin, queda claro a que voy a dedicar este sábado gris.

3/11/14

Viñetas literarias

Podría dedicar esta entrada a hablar del último libro que he leído (Todos mienten de Soledad Puértolas), pero como no me ha gustado demasiado voy a pasar, y en vez de eso voy a colocar aquí un par de viñetas que me parecieron graciosas en su día cuando las encontré en una de mis excursiones a ninguna parte del Interné porque las guardé en una carpeta que tengo desde hace mil años llena de imágenes que me van gustando.
Pues eso. Buen lunes.
Imágen de cinismoilustrado.com (como bien se indica en la foto)

Viñeta de Wendy Macnaughton

1/11/14

Fiesta del cine (español)

Igual que otros 2 millones de españoles aproveche los precios reducidos de La fiesta del cine para ver un par de pelis.
El lunes fue para La isla mínima porque le tenía muchas ganas desde que se estrenó. Lo primero de todo alabar la fotografía, y especialmente los planos verticales sobre las marismas del Guadalquivir que me dejaron sin aliento. Segunda mención para Javier Gutierrez, porque lo clava y te lo crees todo de él: que está arrepentido, que no lo está; que quiere redimirse, que simplemente hace su trabajo; que oculta su pasado, que no lo hace... Y así continuamente, porque como dice Boyero: "el demonio tiene anverso y reverso".
Justo antes de entrar a verla me dijeron que la están comparando con True Detective. Yo creo que hay tres similitudes: el escenario, la pareja de policías y los asesinatos de mujeres. Punto, todo lo demás es distinto; o sea, toda la trama lo es. Además, he leído por ahí que la película se rodó antes de que se emitiese True Detective.
La verdad es que es un películón, con todas las letras. Te mantiene alerta en todo momento, te hace darle al coco para  seguir los acontecimientos, te enamora con los planos, las escenas, los personajes y los diálogos; se acaba y tienes ganas de más.
El miércoles fui a ver Magical girl, básicamente por dos razones: José Sacristán y el pequeño homenaje al Maho Shojo. Éstas pueden parecer motivaciones un poco absurdas, sobre todo al tener en cuenta que no sabía absolutamente nada más de la película; pero es que son dos elementos muy ligados a mi infancia y que recuerdo con mucho cariño: primero, el personaje de Viviano en ¿Quién da la vez?, que despertaba en mí una mezcla de ternura y pena aún siendo tan pequeña y que todavía recuerdo; y segundo, Sailor moon y Sakura Card Captor, con los que estaba totalmente obsesionada.
En fin, después de este receso de morriña, decir que Magical girl te deja sin palabras, según la estás viendo, cuando se acaba y varios días después. El adjetivo que mejor la define es perturbadora, sin ninguna duda. Y, además, es de esas películas, que cuando las has reposado te das cuenta que son una obra maestra (esto también me pasó con La gran belleza), porque según las ves no te da tiempo a ir asimilando la magnitud y el alcance de la historia.
Seguramente Magical girl no guste a todos, pero sí a quienes disfruten de historias y tramas diferentes y de una forma de hacer cine personal y particular que se aleja de lo que normalmente vemos. Esto no lo digo por hacerme la interesante, ni mucho menos; sólo para recalcar que seguramente no sea una película pensada para llenar las salas de cine, y voy a dar un dato: en Nunca Jamás (que creo que ya he dicho que es una ciudad pequeña que cuenta con tres cines multisala), sólo la han puesto en uno de ellos y exclusivamente los tres días de la Fiesta del cine.
En cambio, La isla mínima, sí que es de las que llegan a todos los públicos, de las que permanecerá en cartel varias semanas y de las que mucha gente va a disfrutar. Gracias a ellas la población volverá a reconciliarse con el cine español (y yo me pregunto hasta cuanto durará esta reconciliación y cuando vendrá el amor verdadero, pero bueno).
A mí me han encantado ambas.

26/10/14

2 x 1 en el cambio horario

No me gusta cuando hay que cambiar la hora porque me levanto y estoy desorientada, y recorro la casa comprobando todos los relojes y pensando "¿Era una hora más o una menos?, ¿mi móvil cambia sólo de hora o no?, ¿él habrá cambiado ya los relojes, ha cambiado todos?". Y así  hasta que estoy 100 % segura...
En fin, hoy tengo dos opiniones para compartir, un libro y una peli, y las dos igual de confusas; así que paciencia por favor.

No te muevas de Margaret Mazzantini me ha hecho enfadarme muchísimo, he llegado a odiar y despreciar a su protagonista masculino, a sentir mucha pena por la protagonista femenina, y rabia por todos los demás personajes. Es la historia de un hombre que mientras espera que su hija sea operada tras un accidente de moto, repasa su historia, o más bien, su relación con el gran amor de su vida. Para empezar, a mí no me parece una relación de amor, si no más bien de egoísmo por parte de él y de desesperación por parte de ella; y de hecho el suceso que da inicio a esa pareja es realmente desagradable. Hay que añadir que este gran amor es extramatrimonial, pero a lo largo de la novela la esposa aparece en contadas ocasiones, la mayoría de ellas idealizada, para el protagonista es la mujer perfecta, pero él se va con otra sin ninguna razón aparente (¿la crisis de los 40? ¬¬). Y lo que más me sorprende es que las ausencias del protagonista no se tratan, no hay una sola frase en el libro en la que el matrimonio hable-discuta-piense en ello. La vida de la hija, que pende de un hilo, queda totalmente fuera de la historia; el punto de vista de la esposa, también. Incluso el de la amante. Está sólo él, y me parece tan despreciable... 
Hay una película basada en esta novela, porque la Mazzantini está casada con Sergio Castellitto, un afamado actor italiano que ha hecho sus pinitos como director (y que también llevó a la gran pantalla Nacido dos veces, basada en La palabra más hermosa; película y libro que ya comenté en su día). Pero no voy a verla, porque no quiero seguir enfadada por esta historia, y porque la protagonista es Penélope Cruz y eso me haría enfadarme más.


Un toque de violencia de Jia Zhangke nos transporta a la China actual a través de cuatro historias, de cuatro personas sumidas en un tornado de desesperación que les lleva, precisamente, a la violencia. Esta película tiene mucho de crítica política y social, básicamente traduce en imágenes la sospecha que todos tenemos sobre el sistema chino. Pero, a mí jucio, es demasiado lenta. Por eso, aunque la premisa es muy interesante, el visionado se hace muy pesado. Sin embargo, hay dos elementos que me han fascinado. El primero, que la película termina en la ciudad que empezó, aunque con otro personaje; lo que interpreto como una forma de "cerrar el círculo". El segundo, la escena final, que es estremecedora.

22/10/14

Murmures

Cada vez que voy al teatro me prometo a mí misma volver, informarme mejor sobre la oferta e ir más amenudo, aunque luego no lo cumplo. La verdad es que he ido (y voy) muy poco, pero todas las experiencias han sido buenas.
Este fin de semana vi Murmullos (Murmures des murs) de Victoria Thierrée Chaplin (sí, es la hija), protagonizada por Aurélia Thierréé (efectivamente, la nieta); y es sencillamente maravillosa. En este espectáculo cabe de todo: danza, pantomima, magia, circo... Y te transporta a un mundo onírico lleno de ilusiones y momentos muy especiales, pero que en muchas ocasiones bordea la línea de la locura y se dan situaciones llenas de angustia que dejan un escalofrío recorriendote la espalda.

21/10/14

Diez libros que muy pocos han logrado terminar

Ayer apareció esta noticia en elpais.com:
pinchar aquí para ver la noticia
El caso es que enumeran 10 libros difíciles de leer:
  1. El arco iris de la gravedad, de Thomas Pynchon.
  2. Crimen y castigo, de Fiodor Dostoyevski.
  3. Guerra y paz, de León Tolstoi.
  4. Orgullo y prejuicio, de Jean Austen.
  5. Vida y opiniones del caballero Tristam Shandy, de Laurence Sterne.
  6. La divina comedia, de Dante.
  7. Moby Dick, de Herman Melville.
  8. Paradiso, de José Lezama Lima.
  9. Las aventuras del buen soldado Svejk, de Jaroslav Hasek / Don Quijote de la Mancha, de Cervantes.
  10. La broma infinita, de David Foster Wallace.
Aunque ya en la noticia anuncian algunas injusticias, ¿qué demonios hace Orgullo y prejuicio en esta lista? A mí me parece una novela de lo más asequible, y cuenta una historia bien normalita. De hecho, si le quitamos el componente de época, y todas las referencias sociales (aunque son estos algunos de sus puntos fuertes más importantes), nos podría quedar una novela juvenil actual. Y esto no lo digo para menospreciarla, sino todo lo contrario: es de admirar como la Austen retrata el costumbrismo que vive con tanta crítica, y como transforma una simple historia de amor en algo casi épico. La verdad es que me parece mucho más complejas las novelas de Kundera, o La metamorfosis, de Kafka.
Con el resto de títulos estoy más de acuerdo. Yo no he leído a los clásicos rusos porque me da una pereza que no veas ponerme con esos tochos. Moby Dick no me atrae nada, no es un tipo de literatura que me guste. Pero sí que probé suerte con Don Quijote, La divina comedia y Las aventuras del buen soldado Svejk; y todos ellos me ganaron por goleada... Aunque algún día me tomaré la revancha.

19/10/14

Libros de imsomnio

Me despierto de un mal sueño a las 4 de la mañana. No es una pesadilla, sino algo que me preocupa y me estresa, y que me desvela. Los minutos pasan y mi cabeza no deja rumiar lo mismo. Desisto de la idea de volver a conciliar el sueño, sé que no dejaré de dar vueltas en la cama.
Me levanto y me preparo una infusión con miel, algo relajante; busco un libro que me ayude a despejar la mente. Entonces me acuerdo de mi último capricho, me refugio entre sus páginas y dejo pasar el tiempo hasta que vuelva Morfeo:
 
En "Que hacer cuando en la pantalla aparece The End" Paula Bonnet regala unas ilustraciones fantásticas acompañadas de pequeños trozos de su vida, todo aderezado con unas cuantas citas de libros y canciones.
Y al cerrar el libro, por fín, me duermo. 

                                                         

12/10/14

Un buen fin de semana

Necesitaba un fin de semana de desconexión, pero la economía no está para escapadas a un spa perdido entre las montañas, así que apliqué un remedio casero. El sábado por la mañana una buena sesión de gimnasio, no hay como meterse caña y sudar para dejar la mente en blanco. Un buen arroz para comer, una siesta y a perderse por los puestos de la Feria del libro antiguo y de ocasión. El año pasado no compré nada: los libros usados estaban maltratados, y los nuevos eran ediciones infumables. Pero esta vez me he resarcido, y más que bien...
Son todos libros que tenía en la lista de pendientes, y a una media de 5 € cada uno, pues no me pude resistir. Después del éxito en la feria, y con un par de bolsas bien cargadas, a reponer fuerzas con una buena hamburguesa, que últimamente me ha dado por ellas.
El domingo se resume en comida con la familia (cocina de mamá, ñam ñam ñam), cañeja con las amigas y a la cama pronto con un buen libro. 
¿Qué más se puede pedir?

5/10/14

Daughter - Youth

Hoy iba a volver a quejarme del curro, de lo enervante que es te interrumpan constantemente cuando estas trabajando y lo estresante de dejar tareas a medias continuamente (en realidad esto es en sí una queja ¬¬),  pero esta mañana el aleatorio ha querido recordarme un canción que me encanta, de esas que puedo escuchar en bucle, y que siempre me deja pensativa y con sentimientos encontrados:




30/9/14

Searching for sugar man

¿Puede suceder que uno sea un líder musical en el movimiento contra el apartheid sin saberlo? ¿Se puede triunfar al otro lado del mundo, ser realmente alguien importante, un verdadero mito, y no estar enterado de ello? Pues al parecer esa es la historia de Sixto Rodríguez.
Este documental, que ganó el Óscar y el BAFTA (entre otros) en su categoría en 2013, nos enseña que la vida siempre puede sorprenderte, que tener una pasión y cumplir un sueño es posible, y todo con una banda sonora y una puesta en escena sublimes.
Pero lo que me ha tocado la fibra y me da esperanzas es él, "Sugar man" Rodríguez, que nos da toda una lección de como sí es posible vivir manteniendose fiel a valores y principios humanos que muchos parecen estar olvidando hoy en día.

26/9/14

Expiación - Ian McEwan

La primera parte del libro me cautivó: es increíble como McEwan va transformando sutilmente la cotidianidad de los Tallis en el suceso que cambiaría su familia para siempre. Y aunque narra sólo un día de su vida, logra describir minuciosamente cada uno de los personajes y nos da una visión realmente completa de su pasado y de su evolución. Además me parece inevitable, al final de este capítulo, no tener sentimientos encontrados hacia cada uno de los personajes.
En cuanto a la segunda parte, se me hizo pesada. Algunos pasajes son muy interesantes e intensos, y es un capítulo fundamental dentro de la historia, pero creo que le falta dinamísmo y se hace demasiado largo.
En la tercera parte vuelve la chispa, y, al menos en mi caso, se clarifican e intensifican esas primeras opiniones hacia los personajes. Pero al final de ésta me quedó un pequeño poso de oscuridad, un sentimiento de no perdón y de que no hay redención posible.
El último capítulo es la guinda del pastel. Cierra el círculo de forma perfecta, pero la narración es sí es, para mí, la más floja.
En resumen: una lectura muy recomendable, de esas que te cuesta dejar aún cuando sabes que te pasará factura cuando suene el despertador al día siguiente.


Expiación, Ian McEwan, Anagrama (2002)                      

22/9/14

Cinema paradiso


Lo vi en el telediario: reestrenan Cinema Paradiso con motivo de su 25 aniversario, y no podía dejar pasar la oportunidad de verla en pantalla grande.
Es una película llena de emociones: las aventuras del piccolo Totò, su amistad con Alfredo, su amor por el cine y por Elena... Pero sobre todo las imágenes de todo un pueblo entregado cada tardenoche en las sesiones de una pequeña sala cinematográfica: las risas, los llantos y los gritos de decenas de personas que comparten juntas momentos únicos.
Esta escena es una de mis preferidas, seguramente porque yo también he sentido la confusión de intentar volver a una vida que se acabó en el preciso momento en que te fuiste, y porque sé bien que la nostalgia puede frenarte aunque sea de forma inconsciente:
Por supuesto, la escena de los besos prohibidos, besos con los que tantos soñaban y que tenían que imaginar, besos que dan sentido al cine:
Y no es que yo quiera desmerecer la música de Morricone, pero una vez encontré entre video y me parece maravilloso:

16/9/14

La súper Venus de Fréderic Doazan

No podía dejar de compartir este video (pinchar en el enlace para ver):

http://www.12fps.net/fr/home/serie/3159/04/slideshow?of=0

Primero porque me parece magistral en tanto que con un simplicidad increíble cuenta como en la búsqueda de la belleza se puede perder el norte y terminar siendo algo realmente feo. Segundo, porque no se acusa a nadie y nos deja reflexionar a cada uno, abriendo un debate muy interesante.

Personalmente creo que la culpa está muy diseminada, un poco por todas partes: en la televisión y cualquier otro medio visual, en las tiendas de ropa, en los hombres y las mujeres, en los conceptos sociales... Por eso tenemos que hacer un gran esfuerzo para librarnos de "la losa de la belleza", aunque esa presión parece que está siempre a nuestro alrededor, a veces más pesada y a veces menos, pero siempre presente. Y lo que me parece más peligroso, cuando logra colarse en nuestro interior, especialmente porque puede acomodarse con relativa facilidad.


13/9/14

Risotto a mi manera en 7 pasos



Llevo esperando este día desde julio y como tenía que coger fuerzas, he preparado un risotto para comer:
 * Ingredientes: setas deshidratadas, caldo de verduras o de pollo o de carne, arroz redondo o bomba, aceite de oliva, perejil, sal y queso parmesano o granna.
1. Se calienta el aceite de oliva en una sartén y, se añaden las setas hidratadas. Al mismo tiempo se pone a calentar en una cazuela el caldo junto con el agua en que se habían hidratado las setas.
2. Añadir el arroz cuando veamos que las setas están a media cocción aproximadamente (utilizad el método del "ojo de buen cubero"), salar y remover.
3. Agregar caldo suficiente para tapar el arroz. El resto debe permanecer caliente en la cazuela.
4. Remover y remover para que se suelte el almidón del arroz, que es lo que le da ese toque cremoso. Cuando la mayor parte del líquido se halla consumido, echar otro cazo.
5. El proceso de remover y añadir más caldo se repite hasta que el arroz esté hecho.
6. Justo antes de que se consuma todo el caldo espolvorear el queso rallado y el perejil. Corregir de sal si fuese necesario.
7. Dejar reposar unos minutillos y listo.

Y ahora sí, me voy a lío, a ver a estos señores:

10/9/14

Nací para ser rica...

... Porque no me gusta trabajar. Aunque me gusta mi trabajo, y esto en sí mismo no es una incongruencia aunque pueda parecerlo.
El caso es que la "cuesta de septiembre" está siendo muy empinada y difícil de subir; y no sólo por la depresión post-vacacional, que la tengo más que asumida; sino porque trabajo en un manicomio. 
En mi empresa hay un selecto grupo de jefes, jefecillos y jefazos que se pasan el día en interminables reuniones tomando decisiones que vaya usted a saber cuáles son mientras los servicios se autogestionan como pueden. Así que mi despacho (compartido) que es la antesala del despacho de la directora de mi centro, es un no parar de personal que acude en busca de recomendaciones, soluciones, iniciativas, peticiones, quejas, etc.  y que se va por donde vino al no encontrar quien les atienda. Pero no pasa nada, porque semanalmente llega a nuestras bandejas de correo electrónico un mensaje de la jefecilla, reenviado a partir de uno del jefe, a su vez reenviado de otro del jefazo; en el que lo mismo nos felicitan por nuestra labor y nos dan ánimos para seguir adelante, que nos imponen la aplicación de unos programas o actividades sobre otros; eso cuando no nos instan a mantener los termostatos del aire acondicionado/calefacción en unas determinadas temperaturas...
La semana pasada, nuestra querida directora nos anunció primero que iba a presentarse a un puesto de promoción interna (aún cuando llevaba sólo 8 meses en el puesto y después de que una de las quejas más reiteradas del personal fuese que los directores pasan por nuestro servicio en vólido de carreras y que así no hay forma de establecer una línea de trabajo y ella dijese al principio de su reinado del terror que eso se iba a acabar), y un día después dijo que lo había conseguido. Estaba tan contenta que durante dos días no hizo otra cosa que pavonearse y rascar felicitaciones de todo el mundo. Y total para que hoy nos caiga el jarro de agua fría: que no se va, que ha hablado con los jefazos de la gerencia y que se lo ha pensado mejor, que la necesitamos y que tenemos mucho camino por delante.
A pesar de esto, y como decía al principio, me gusta mi trabajo, me gustan la mayoría de las personas con las que trabajo y, especialmente, me gustan las personas para las que trabajo. También me gustan las tareas que tengo que hacer, y me gusta que me autoasigno tareas nuevas que me gustan todavía más. Me gusta esa hora de despacho en la que estoy sola y puedo ponerme música. Me gusta trabajar a 5 minutos de casa y no tener que madrugar. Pero sobre todo, me gusta tener tantos días de vacaciones (dos meses señoras y señores, ¡dos!).

31/8/14

A las puertas de septiembre

A estas alturas del año hay una frase que vuelve una y otra vez a mi cabeza: <<Septiembre llega con su "¡Oh, Dios mío!", con ropa veraniega pa' joderse de frío>>. Aunque parece ser que esta semana tendremos una ola de calor (al menos en Nunca Jamás) para amenizar la vuelta al trabajo... Pero no pasa nada, estoy en "modo positivo - on" gracias a esta última semana de vacaciones en la que no he hecho absolutamente nada, bueno, excepto leer y ver series...

Por fin he terminado de ver Breaking Bad. La cosa ha sido un poco forzada: me podían más las ganas de acabarla que otra cosa, y no he disfrutado como con otras temporadas. He de reconcoer que había algunos capítulos muy buenos, y la trama da unos cuantos giros que, sin dejar de ser plausibles, te mantienen un poco en vilo; además el final me parece correcto. Pero aún así, no ha terminado de engancharme, tal vez había perdido el interés por la historia.

También he leído Orgullo y Prejuicio, finalmente; y ahora entiendo porque hay una legión de fans de Jane Austen y de la historia. Es absolutamente increíble: tanto la trama en sí, perfectamente hilada; como la descripción de la época, de las relaciones familiares y sociales, del sistema de clases. Es increíble como, a pesar de estar escrita en un lenguaje tan denso (y a pesar de que mi edición contenía alguna errata), eso no afecta al ritmo de la historia, ni frena la lectura. En una palabra, sublime. En estos momento me fustigo a mí misma por haber esperado tanto tiempo para leerlo.
Además, una semana después de terminarlo he visto la película, que por azares de la vida la tenía en casa sin saberlo. Lamentablemente no le llega ni a la suela de los zapatos. Aunque puedo pasar por alto algunos cambios que creo derivan del proceso lógico de adaptación, como el escaso papel que juegan los tíos de las Benet; no se aprecian en absoluto todos esos sentimientos que refleja la novela, y mucho menos la vida en la Inglaterra de principios del s. XIX. He visto por ahí que la serie de la BBC la ponen por las nubes, así que va para la lista de pendientes.

26/8/14

Portugal = azulejos

Hace 4 años lo tenía planeado todo para hacer una viaje en coche a Portugal que duraría 3 semanas. Pero pasó el Destino y en vez de esto cogí un avión hacia L'Urbe. Este agosto hice cuatro retoques al plan y lo puse en marcha de nuevo.
Las cosas se torcieron un poco durante el viaje, tanto como que se estropeó el coche el tercer día. Tuvimos que volver a España, pero a cambiarlo para poder seguir explorando.
Reconozco que tenía un desconocimiento casí absoluto de Portugal, y me ha sorprendido y encantado a partes iguales (tengo unas 900 fotos que lo desmuestran...). Eso sí, creo que ya no es tan apto para todos los bolsillos, o al menos no en verano, o igual es que estoy mal acostumbrada. Y hay que tener en cuenta que muy pocos lugares no están llenos de turistas (algunos, extra-llenos).
En fin, si tienen ocasión, hagan una escapada a Portugal, coman bacalao, beban Sagres, den un paseo, contemplen el estilo manuelino y edificios llenos de azulejos e intenten entender a algún lugareño.