7/1/15

Mini reseñas de cine

Vacaciones en casa y fuera hace un frío alucinante, ¿qué haces? Pues ver un montón de pelis:


1. Criadas y señoras
Ideal para una sobremesa sin pretensiones. Es sensible y divertida, con personajes a los que adorar y otros a los que odiar. Aunque queda mucho camino por recorrer en cuanto al racismo, nunca está de más recordar para no volver a caer en los mismos errores.






 2. Stoker
Qué película tan extraña... El argumento es para cogerlo con pinzas, pero la fotografía y la forma en que está rodada es sublime. No la clasificaría como terror, porque no es miedo lo que provoca, sino una inquietud muy incómoda. Como en esta escena del dueto en el piano, y es que la música acompaña perfectamente a la imagen para crear ese aura de "malestar". También me han parecido geniales las interpretaciones (siempre dentro de mis limitados conocimientos al respecto), pero me he creído completamente a cada uno de ellos, y además me he enamorado un poquito más de mi Finn Polmar.



3. Expiación
Lo primero en lo que pienso cada vez que veo a Keira Knightley es en darle un bocadillo de chorizo... A parte de eso, me parece que esta película es una buena adaptación. Es muy fiel al libro y han sabido jugar con las imágenes y la música para ofrecernos los distintos puntos de vista de los acontecimientos sin ser repetitivos.




4. Harry Potter y las reliquias de la muerte
La pillé en la tele casí sin querer, y en ese mismo instante me di cuenta que todavía no la había visto. Le puse remedio enseguida y volví a enamorarme de esta saga que leí hace ya demasiado tiempo. Sigo creyendo que los protagonistas están tan edulcorados que podrían provocar diabetes, pero es que tiene que ser así: buenos muy buenos, malos muy malos, y un personaje entre la línea del bien y del mal; éxito asegurado.




5. Boyhood
Es tan larga que me dio tiempo a ir reflexionando mientras la veía. En primer lugar, me parece muy interesante como proyecto en sí: ir rodandándola a mediada que crecen sus personajes. También me gusta como queda plasmada la evolución de su protagonista, Mason; y paralelamente la de su familia. El personaje de la madre me resulta más complejo de entender, por un lado es una madre coraje, pero por otro las lía pardas (¿casarte con dos tipos así?, ¿en serio?), pero supongo que ser madre, mujer, profesional y persona tiene estas cosas. Mi momento favorito es el 15º cumpleaños (spoiler), es totalmente bizarro: la abuela te regala una Biblia y el abuelo, una escopeta... Increíble, yo creo que esto pasa sólo en USA. Mención especial para la música de la película, especialmente para la canción final: Deep blue de Arcade Fire.


6. The outsiders
Creo que la tengo pendiente desde los 7 u 8 años, que es cuando me leí el libro y me enamoré de Ponyboy Curtis. Y la verdad es que me ha decepcionado mucho porque se deja en el tintero lo que hace al libro tan especial: todos los pensamientos de Pony, sus emociones sobre la vida y sobre su vida, los sentientos tan profundos de derrota de los "Greasers", la especial sensibilidad de Johnny y de Sodapop, y también la de cada uno de los otros protagonistas, la hipocresía de Cherry... Son demasiadas cosas. Pero perdono un poquito por la elección de la música; y aunque me gusta más la versión de Patty Smith, Gloria de Them es un temazo.


7. El lado bueno de las cosas
Aburrida e insulsa, y me cabreó bastante que se tomasen con tanta trivialidad el tema de la enfermedad mental. ¿Qué por qué no la quité? Porque era Año Nuevo por la noche y yo estaba en coma en el sofá...






8. Still the water
Japonesa y en versión original, osea, droga dura. Menos mal que era una sesión matinal (me encanta ir al cine por la mañana). Es una película muy simple y a la vez muy compleja. Los protagonistas son dos adolescentes enamorados, pero también sus familias, así como la naturaleza y el mar de la isla que habitan; al final todo se entremezcla: las relaciones familiares, los sentimientos, la manera de afrontar la vida, y, sobre todo, la muerte.





9. The farewell party
Tragicomedia israelí que trata sobre la vejez, el amor y la eutanasia. La verdad es que tiene un trasfondo tremendamente triste, pero nos dan una lección de positividad. Muy divertida y llena de elementos sobre los que reflexionar, altamente recomendable.

6 comentarios:

  1. También pienso que El lado bueno de las cosas está sobrevalorada. Un óscar a la actriz principal por eso?? En serio? Coincidimos en todas, menos en las dos últimas, que no las conocía ni de oídas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, El lado bueno de las cosas me pareció bastante mala, y no se llevó sólo el Óscar, también ganó el Globo de Oro, alucina vecina.
      The Farewell Party la recomiendo mucho.

      Eliminar
  2. Me quedo con Stoker, me encantó, que mal rollo da!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que sí? Te deja un mal cuerpo...

      Eliminar
  3. No conozco algunos de los títulos que comentas, les echaré un ojo. Pero coincidimos en muchas cosas, Criadas y señoras genial como sobremesa sin pretensiones. Stoker, película muuuuuy rara, pero oye a mi me gustó. Quizá mi enamoramiento por Finn Polmar haga que no sea objetiva jaja

    Boyhood, me enamoró. No tiene nada, pero te lo cuenta todo. Con El lado bueno de las cosas me llevé un chafón, tanto bombo ¿para qué? Muy de acuerdo con tu cabreo, por cierto... Y encima con tanto premio de por medio. Por culpa de esa peli le cogí manía a Jennifer Lawrence, fíjate

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Finn Polmar <3<3<3<3 ;)
      La que más recomiendo es The farewell party, sin duda.

      Eliminar